COMUNICADO DEL PIE SOBRE EL ACUERDO FINAL DE PAZ EN COLOMBIA

COMUNICADO DEL PIE SOBRE EL ACUERDO FINAL DE PAZ EN COLOMBIA

 

 

El Partido de la Iquierda Europea expresa su alegría por la firma en La Habana, Cuba, el 24 de agosto de 2016 y después de un enfrentamiento de más de 50 años y cuatro largos años de negociación, del "Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera" entre las FARC-EP y el Gobierno de Colombia.

 

También queremos reconocer el papel de quienes han sido artífices de este Acuerdo tras la primera reunión de la Mesa de Conversaciones el 18 de octubre de 2012 en la ciudad de Oslo y el papel vital tanto de Cuba y de Noruega como países garantes, así como de Venezuela y Chile como países acompañantes.

 

La puesta en marcha del trascendental Acuerdo, que debe ser ratificado por el plebiscito que se realizará en Colombia en el mes de octubre, además de la construcción de la paz y la reconciliación nacional tendrá como principal beneficiario al pueblo colombiano. Este acuerdo entre el gobierno y FARC debe ser integrado en la sociedad, especiamente en sectores organizados para que tenga un efecto positivo en el desarrollo inmediato. Al mismo tiempo, queda pendiente el desmantelamiento del paramilitarismo y de sus complicidades en el aparato del Estado.

 

El Acuerdo Final presta una especial atención a los derechos fundamentales de todos los grupos sociales vulnerables, la propiedad de la tierra y su concentración, la exclusión del campesinado y el atraso de las comunidades rurales que afecta especialmente a las mujeres, niñas y niños y aborda el desarrollo y bienestar territorial.

 

En él se recogen también 6 puntos vitales como la Reforma Rural Integral, la Participación política con una apertura democrática para construir la paz, el Cese al Fuego y Hostilidades Bilateral y Definitivo y la Dejación de las Armas, una propuesta de Solución al Problema de las Drogas iIícitas, un acuerdo integral dedicado a las Víctimas y cómo se va a implementar el acuerdo a través de una Comisión de implementación y seguimiento.

 

El PIE espera y confía que con la otra formaciòn guerrillera, el ELN, se pueda también concluir un acuerdo positivo que ayude en la construcción de la paz.

 

La transformación de las FARC en un Movimiento sin duda ayudará en la construcción de un proyecto de esa izquierda potente que en poco tiempo será capaz de construir desde la calle y las urnas un nuevo país con el ser humano como punto central.

 

Maite Mola

PIE Internacional